REFLEXIONES POLÍTCAS

– Por Guillermo Lascano Quintana –

Mi impresión es que la Argentina ha ingresado en la etapa liquidatoria de un gobierno que se desmorona. Ello no debe ser interpretado como un final abrupto o un cambio inminente, sino como el lento desgajamiento de un aparato montado sobre la mentira, la corrupción, la vulneración del Estado de Derecho, el enfrentamiento salvaje entre sectores políticos y sociales, que poco a poco va perdiendo peso y recurriendo, por ello, a acciones cada vez mas disparatadas. Pero no estamos, sólo, en las vísperas de un simple cambio de gobierno, sino ante el de un estilo y de  propósitos, nocivos para la sociedad argentina. Han sido tanto los desatinos, los engaños, la demagogia, el latrocinio, la vulneración de las normas jurídicas y morales, que comenzaron el 25 de mayo de 2003, que la sociedad está reaccionando.

Eso sólo es la descripción de lo que está aconteciendo y acontecerá en los próximos meses con el gobierno y sus aliados, que enredados en sus contradicciones continuarán en la pendiente en que ahora se hallan, hasta el fondo. Habrá, sin duda, intentos de revertir ese declive y hasta pueden aparecer destellos de sensatez en algunos, pero el destino está marcado: el así llamado “kirchnerismo” está acabado.

Sin embargo la reacción de la sociedad aún es confusa y más todavía la de las clases dirigentes, aquellas que tienen la obligación de orientar, proponer y conducir los procesos políticos. Esto es, a mi juicio, lo más trascendente; lo que, si tiene éxito nos acercará al crecimiento y al progreso y si fracasa ahondará nuestra decadencia.

Para que los dirigentes asuman el papel que les corresponde, lo primero que deben hacer es decir “las cosas por su nombre”, con coraje y decisión. “Al pan, pan y al vino, vino”. Sin especulaciones minúsculas; con grandeza y magnanimidad.

Hay que decir, por ejemplo, que los jueces no deben ser presionados por nadie y mucho menos por hordas de desaforados ululantes; que las decisiones de la Corte Suprema de Justicia de la Nación deben ser cumplidas por todos, pero especialmente por otros órganos públicos; que la historia no debe ser tergiversada; que el enfrentamiento salvaje y permanente no conduce más que a la división y al caos; que los derechos deben ser ejercidos responsablemente y que las obligaciones con la sociedad son sagradas, pues está en juego nada menos que su subsistencia.

Y así como el “kirchnerismo” y sus seguidores tienen persistencia en sus planteos y apoyo de activistas e intelectuales, quienes quieran ser líderes opositores deben ser claros y terminantes en sus declaraciones y en sus conductas. Habrá que ser “políticamente incorrectos” y bregar por el irrestricto cumplimiento de las leyes y hablar de “las cosas” y no de “peces de colores”.

Entre las “cosas” a tratar no sólo deben estar las declaraciones grandilocuentes, sino, principalmente, proyectos y planes concretos y viables, sobre qué hacer con el educación y la salud públicas; qué hacer con el transporte, con la industria, con la actividad agropecuaria, con el turismo; de qué lado del mundo nos ponemos, es decir del lado de la libertad y el progreso o del lado de la tiranía y el atraso; y ser consecuentes con ello. Si queremos crecer, mejorar el nivel de vida de nuestros compatriotas, brindarles oportunidades de trabajo, debemos hacerlo sin ambages, del lado de las auténticas democracias desarrolladas y no a la saga de pequeños dictadores de pacotilla.

Los responsables del futuro son los líderes políticos y sociales que tienen la obligación  -si quieren ser dirigentes- de hablar claro y de aglutinar voluntades en torno de partidos organizados, que sean difusores de ideas y escuela de civismo.  De lo contrario el inevitable fracaso de la oportunidad que se abre frente al fracaso del populismo autoritario y la consecuente decadencia, caerá sobre sus hombros.

 

 

 

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: