La Violencia Verbal y El Ultrakichnerismo

Por Francisco Montesano

Mahatma Gandhi; “dado que el mal sólo se mantiene por la violencia, es necesario abstenerse de toda violencia”; “si respondemos con violencia, nuestros futuros líderes se habrán formado en una escuela de terrorismo”.

Nuestra cultura, nuestra forma de ser y actuar, se ha definido en estos años por una insistencia en el autoritarismo más que en la tolerancia. La idea que la democracia simbolizaba este atributo dialoguista se ha ido desvaneciendo.

Desde los balcones del Cabildo, el 10 de Diciembre de 1983, ante una multitud que vivaba su nombre, Raúl Alfonsín auguró el inicio de un período de “100 años de libertad, paz y democracia”.

Solo la persistencia en esta forma de gobierno logrará vencer. Alfonsín hablo acertadamente de una construcción social de la democracia e insistió en que solo la continuidad del sistema lograría perfeccionarla.

En los últimos tiempos, esa intolerancia se ha agravado, esta actitud responde a un líder, el conductor u orientador de este grupo. Cada integrante de esta  tropa, asume la necesidad de denigrar, descalificar y hasta agredir verbalmente al ocasional adversario como forma de seguir a su líder y de ser aceptado por él.

Las reflexiones anteriores, vienen a cuento, por la actitud que han asumido, en sus últimas intervenciones públicas ciertos adictos al ultrakirchnerismo, los cuales parecen haber dejado de lado el respeto a las ideas de quienes no piensan como ellos, demostrando una llamativa falta de capacidad para aceptar una forma distinta de pensar.

Uno de los últimos ingresos a este elenco estable fue el periodista Héctor Timerman, quien  reemplazó a Jorge Taiana en la conducción del Ministerio de Relaciones Exteriores -es conveniente destacar que no lo hizo precisamente por su curriculum o Carrera Diplomática y si por su verborrea  ProK-.

Taiana cometió un pecado mortal, recibió a periodistas del diario Clarín, con el que el gobierno está enfrentado y la jefa de Estado le recordó en su ultima  conversación: “Tenés que ser leal como Boudou (el ministro de Economía)”.

Un lugar destacado en la Compañía lo tiene el irrespetuoso Jefe de Gabinete Aníbal Fernández, quien en una entrevista radial con la periodista Magdalena Ruiz Guiñazú -en referencia al encuentro pugilístico del Secretario de Comercio Guillermo Moreno- afirmó; “Soaje Pinto no es un nene de pecho”, y  lo definió como “un pendenciero defensor de nazis”, tras lo cual defendió al secretario de Comercio.

Así mismo le recomendó a Magdalena que se cuide de sus ¿amigos?, entre los que señalo al Sr Magneto con frases como: “Este señor le ha hecho mal de verdad al país, hablan de riesgo país pero ¿sabe cuál es el verdadero riesgo para generar un ámbito de negocios? El riesgo Magnetto, el riesgo TN, ese es el verdadero conflicto”.

El problema del nazismo se repite en el discurso del Senador oficialista Miguel Pichetto quien en la sesión de debate por el matrimonio gay lo utilizó en alusión a las manifestaciones de la Senadora Negre de Alonso, promotora de la firma del dictamen sobre unión civil.

El Jefe de la Bancada K en el Senado aseguró que el término “Objeción de conciencia” utilizado por la Senadora Negre de Alonso en su exposición, es más propio de la Alemania nazi que de un Estado democrático.

Esta obsesión por atribuir a quienes piensan distinto un carácter totalitario es el estigma que estos funcionarios quieren colocar a todos aquellos que no practican la obsecuencia. El ritual del obsecuente es la escuela en la que se formaron estos infaustos prototipos de políticos.

Este Gobierno impone su mandato argumentando el interés o necesidad nacional. Además se basa en el consentimiento de los gobernados mediante artilugios propagandísticos, generalmente recurriendo a métodos populistas.

Es substancial destacar que no logran sostenerse sin cierto apoyo social, el cual depende de diversas circunstancias y factores, pero invariablemente tratando de acallar a sus opositores o provocando el rechazo social de los mismos.

No obstante demuestran cierto desprecio hacia la sanción publica. No se cansan de demostrar su preponderancia económica, no ya el matrimonio gobernante, quien inexplicablemente –por lo menos en modo racional- multiplico su patrimonio casi 10 veces durante su mandato, sino sus exegetas funcionarios.

Estos de acuerdo a las declaraciones juradas entregadas a la OA, demuestran que quienes más subieron –hasta el momento– son, el ministro de Ciencia y Tecnología, Lino Barañao (34%), y la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner (24%). Otros poseen una gran cantidad de propiedades, como el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández (11%), el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli (13%) y el secretario legal Carlos Zannini (16%).

El jefe de Gabinete informó la posesión de nueve inmuebles y el secretario general de la Presidencia declaró unas quince propiedades.

Tal vez esta sea la explicación de tanto fanatismo y exaltación en la defensa del “modelo” y sus ejecutores.

Por Francisco Montesano, Periodista

Editor Responsable: http://primerahoraonline.com.ar/

http://blogs.clarin.com/conflictos-y-dilemas/posts

http://nuevoencuentro.com/franciscomontesano/

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: