José Luis Espert en el Foro Republicano

José Luis Espert nos acompañó como disertante en el último desayuno del Foro Republicano en el Hotel Feirs. El Dr. Espert trabajó en el estudio de Miguel Angel Broda, luego en el Estudio Arriazu y fue socio de José María Dagnino Pastore y Adolfo Sturzenegger en la consultora Econometrica SA. El Dr. Espert cursó estudios de Doctorado y Licenciatura en Economía en la Universidad de Buenos Aires, tiene un Master en Economía del Centro de Estudios Macroeconómicos de Argentina (CEMA), Master en Estadística, Instituto de Investigaciones Estadísticas (INIE), Universidad de Tucumán, y Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET). Además, es un apasionado defensor de las ideas del libre mercado.
En el desayuno describió la próspera economía argentina del 2010. Con un crecimiento cercano al 5%, la inversión recuperándose 9%, las exportaciones un12% y las importaciones más del 25. Este escenario rosado se debe a una recuperación del mundo en “V”, acompañado además por precios de nuestras commodities de exportación que ya están 40% arriba de mediados de 2008, cuando comenzaba el colapso del euro. A lo cual se le suma un fuerte estímulo interno: ajustes salariales de alrededor de 25%; un gasto público que crece a la exhorbitante tasa del 35% anual.
El problema es que este crecimiento del gasto genera un déficit fiscal de por lo menos un 4% del PBI, que se financia en parte con una emisión monetaria (por 1,5% del PBI); con reservas del BCRA (por 1,7% del PBI); y tal vez con endeudamiento externo, o bien con lo que queda disponible del Fondo de Jubilaciones (1,1% del PBI).
Pero el problema de precios es serio. La inflación llega a un 20% anual y puede llegar hasta un 30% hacia fines de año. Por eso, el Gobierno cierra la economía a tal punto que hemos tenido problemas comerciales con Brasil y China.  El Gobierno seguirá con esta estrategia todo lo que pueda y no habría que descartar que en 2011 se repitan los resultados de crecimiento otra vez de 5% con alta inflación de 25 a 30%.
En cuanto al tipo de cambio, Espert, estima que está congelado (como en la época de la Tablita de Martinez de Hoz) en casi $ 4, como única ancla antiinflacionaria aunque esto implique asumir el costo de un atraso cambiario creciente. De todas maneras, todavía no está tan desalineado como en 2001, porque los términos del intercambio son más altos y el endeudamiento externo es más bajo. Las reservas serán la señal que la gente siga para percibir que el sistema se mantiene.
Más allá de las volatilidades de corto plazo por las crisis de Grecia, España y Portugal, la economía mundial seguirá creciendo y las commodities agrícolas estarán en niveles similares a los de hoy.
Con este escenario no cabría descartar la posibilidad de una reelección de Kirchner o Cristina.
Los imponderables serían potenciales crisis en Grecia, España y Portugal, o que el campo retome la pelea.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: