Comentario no muy profundo sobre Irán

Hoy vemos la represión violenta por parte del gobierno de Irán, no sobre una revolución injustificada para tomar el poder, sino para protestar por un fraude electoral al parecer tan manifiesto que hasta fue reconocido por la élite gobernante.
 
Esta represión es llevada a cabo por los dirigentes que en 1979 (época del Sha) decían de este. “Hasta modernizar el país lo hizo de esa manera brutal tan suya”, o “La represión (por parte de la policía secreta del Sha) de las manifestaciones del pueblo iraní es totalmente inadmisible”, palabras estas del Ayatolah Khomeini.
 
La prédica contra los periodistas y su perniciosa influencia proviene de parte de los dirigentes que en 1979 suplicaban a esos mismos periodistas que mostraran la represión del Sha y los ayudaran a sacarlo del poder. Al mismo tiempo el embate contra el “intervencionismo” Europeo proviene de los líderes que en 1979 hacían lo imposible para obtener la injerencia de esos países, que hoy denostan, cuando querían derrocar al Sha Reza Pahlevi.
 
Resulta notable constatar que los dirigentes que llaman demonios y cuna del mal y de la degeneración entre otros desagradables calificativos a los países Europeos, no habrían alcanzado la posición que hoy tienen, tal vez ni siquiera hubiesen vivido lo suficiente como para que alguien los conociera si no hubiese sido por el refugio y el apoyo que esos países Europeos le dieron cuando estaban del otro lado.
 
Y acercándonos a nosotros pienso en la admiración exultante, apoyo incondicional y defensa irrestricta brindados a Irán por nuestra presidente, nuestro ex-presidente en ejercicio del cargo y una buena cantidad de sus seguidores mas cercanos. Recuerdo las apasionadas intervenciones en favor de Irán y aquellas descalificatorias en contra de quien osara, aunque sea tímidamente, objetar su posición del vocero no oficial del gobierno, Luis Delía. Concuerdo con aquellos que digan que el personaje en cuestión es impresentable o un payaso pero no concuerdo conque por tanto no tengan importancia sus dichos o intervenciones. Si bien es cierto que es un payaso impresentable, es un payaso impresentable con poder y todo el apoyo del gobierno que nunca lo ha descalificado. Recuerdo las veces que se ha mencionado de viva voz y con orgullo a Irán como uno de nuestros tres principales aliados junto con Cuba (que intentó exportarnos su revolución en los 70 y no nos pagó la mercadería que le enviamos en los 80) y Venezuela (que entre otras cosas nos cobra intereses usurarios por el mismo préstamo que antes teníamos a tasa preferencial con el FMI). No creo haber escuchado palabra alguna de condena hacia el gobierno Iraní en estos momentos, ni siquiera por que se violan los derechos humanos, un tema que se suponía sacrosanto para el gobierno argentino.
 
Saludos
 
J.C.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: