Las retenciones en el Congreso

Después de más de 100 días la Presidenta decidió mandar al Congreso un proyecto de ley que avalaba los decretos de los últimos meses sobre las retenciones. La forma de tratarlo es que antes de ir al recinto donde lo votan todos los Diputados debe pasar por las comisiones correspondientes. En este caso se hace una comisión conjunta entre la de Agricultura y Ganadería y la Comisión de Presupuesto y Hacienda. Una vez que la ley pase por comisión, después de 7 días hábiles podrá ser tratado en el recinto y necesitan de la mayoría simple para ser aprobado.
La Presidenta pasó el proyecto, para que se apruebe sin cambios, como si el Congreso fuese una escribanía. Sin embargo, se encontró que no es tan fácil como ella pensaba, ya que varios aliados no la acompañan en esta ocasión, sea por un acto de grandeza o por conveniencia. Por eso, los Diputados oficialistas quieren ganar tiempo.
Cabe aclarar que es la primera vez en el año que se junta la comisión de Agricultura, a pesar de la crisis actual. Al comenzar la sesión el Presidente de la Comisión, el Diputado K Cantero Gutiérrez, presentó 7 leyes a tratar, temas que están pendientes hace tiempo. Además los K empezaron a valorar la opinión de la sociedad. Con este argumento decidieron que por una semana van a escuchar a todas las partes que quieran opinar. Así la reunión conjunta de las dos comisiones está en sesión permanente, pero por ahora sin avanzar.
Esto empieza a exasperar a la gente del campo. Hace más de 100 días que las distintas partes vienen presentando sus argumentos, ahora hay que empezar a trabajar en cosas concretas.
¿Cuál es la impresión desde adentro? Que esto va a seguir para rato, que no tienen argumentos sólidos para defender la confiscatoria resolución 125. Hasta ahora sólo se han escuchado muchas presentaciones.
Casi todos los que hablaron criticando la resolución 125, lo hacían desde el argumento de que no tenían rentabilidad extraordinaria. La mayoría, con razón, mostraban que sus márgenes no eran tan altos, que ellos eran pequeños productores, que los que se llevaban la plata eran los cerealeros, las exportadoras, los Pools de siembra, los grandes productores. Daba la impresión que decían “no me roben a mi, soy pobre, pero sí a él, que es rico”. Escuché a alguno argumentar que ellos producían para su familia y no para los agro-negocios. Como si tener inversiones, armar una empresa, ser exitosos fuera un pecado.
Me hubiese encantado oír a alguno decir: “Me va bien, junté fondos, di trabajo, tengo un éxito extraordinario, pero quiero defender lo que es mío”. O decir, “yo soy un pequeño productor, pero también voy a defender al grande”. No está mal cobrar impuestos, pero sí expropiar. Sin propiedad privada, sin inversión, sin empresas, sin avances tecnológicos el país no crece.
Sólo De Ángeli, con su franqueza pudo despertar al auditorio al decir: “Suspendan la retenciones, mientras debaten”.¿Cómo sigue esto? Por ahora hasta el viernes se van a escuchar miles de opiniones y recién la semana que viene van a empezar a trabajar con los proyectos. Da la sensación de que el Gobierno quiere dilatar la reunión porque no tiene seguridad de tener los votos necesarios para aprobar esta ley sin cambios. Ahí yace mi optimismo.

Escrito por Marcos Hilding Ohlsson

One Response

  1. Se percibe una clara intención de “embarrar la cancha”. Pequeñas “chicanas”. Poner otros temas por delante, en vez de comenzar por las retenciones. Hasta se ve un recinto pequeño para tanta gente agobiada por el calor (creo que eso puede ser imprevisión). En frente, las carpas de “prepo”…Pero ganará la República

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: